Los servicios de alojamiento seguirán siendo una estrategia informática clave. He aquí el por qué.

A primera vista, la decisión de externalizar los servicios de alojamiento es un tema de economía básica. Para los gestores informáticos, está demostrado que externalizar los servicios de alojamiento es más económico que planificar, crear, gestionar y mantener un espacio físico.

Globalmente, los mercados de gestión de alojamiento, así como los de informática en nube, no han dejado de crecer. De hecho, muchas empresas de informática están dejando de lado las instalaciones de infraestructuras y dedicando sus recursos a la externalización de servicios y a un enfoque híbrido centrado en la nube.

Pero los beneficios no son la única motivación. Los gestores informáticos tienen una visión mucho más holística.

En un estudio reciente, los clientes de Cogeco Peer 1 afirmaron que sus mayores motivaciones para este enfoque incluían un aumento de la eficiencia, una mayor seguridad y una mejor gestión de los riesgos y normativas. También es muy importante la capacidad de optimizar el acceso a los datos y la creación de nuevos productos y servicios.

La realidad es que los servicios de alojamiento permiten una mayor flexibilidad a los departamentos de informática y también les proporcionan la posibilidad de aprovechar las últimas tecnologías sin depender de tecnología obsoleta, implementar al personal informático de una forma más efectiva e innovar con nuevas soluciones más eficazmente.

En definitiva, se obtiene el objetivo soñado por cualquier gestor informático: el potencial de obtener un mayor rendimiento por la inversión realizada.

En otras palabras, más provecho tecnológico por cada dólar invertido.