Los desastres naturales pueden amenazar abruptamente nuestra comodidad, estabilidad e incluso nuestras vidas. Afortunadamente, su impacto puede disminuirse con un sólido plan de contingencia con todo incluido, y no solo para las familias, sino también para las empresas.

Las empresas latinoamericanas, por ejemplo, deben saber que Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y El Salvador se encuentran entre los países con mayor riesgo de desastres naturales. Adicionalmente, dado que muchos países de América Latina tienen una costa Atlántica y/o del Pacífico, también deben considerar que en 2017 ha habido más huracanes de alta intensidad que el promedio. Esto hace que nos preguntemos: cuando ocurra un desastre natural, ¿el plan de contingencia de su empresa es suficiente?

Por supuesto, los puntos básicos de su plan de contingencia incluirán la comunicación a los empleados y clientes sobre el desastre natural y garantizar su seguridad y bienestar, así como la protección de la infraestructura de su edificio. Sin embargo, ¿los datos están siendo priorizados también? Si bien no es la primera tarea en el plan de contingencia, los datos son cruciales para mantener la continuidad del negocio, especialmente durante y después de la tormenta. Lo mejor de todo es que la protección de los datos puede ser muy simple y puede requerir una participación mínima desde el lado comercial:

  • Pida a su equipo de TI que realice pruebas de evaluación de riesgos para asegurarse de que usted no sea vulnerable a la pérdida de datos en caso de un desastre natural.
  • Asegúrese de que las computadoras y los discos duros en su oficina estén protegidos, ya que es casi seguro que contengan información confidencial.
  • Use su proveedor de hosting para mantener los datos de forma segura lejos de la ubicación de la empresa en todo momento. En el caso de que sus computadoras se vean comprometidas de alguna manera durante un desastre natural, a través de un hosting administrado su empresa ya tendrá copias de seguridad de esos datos fuera del sitio.
  • Para un proveedor más confiable, busque uno que tenga múltiples lugares y que ofrezca soluciones para recuperar datos y evitar la pérdida de datos.
  • Recuerde que, aunque el hosting en la nube es una solución atractiva para las empresas, puede ser vulnerable ante ataques de hackers. Debido a esto, considere las empresas con hosting de nube privada para proteger mejor su negocio.

Indudablemente, el plan de contingencia de una empresa siempre debe priorizar la seguridad de las personas. Después de todo: ¡la seguridad es lo primero, todo lo demás es segundo! Solo tenga en cuenta que los datos son un componente enorme de su empresa y, aunque no son tan valiosos como la vida humana, harán que la recuperación luego de un desastre sea mucho más llevadera.