Los papeles de Panamá. La disputa Apple-FBI. Las filtraciones de Snowden. El incumplimiento de eBay.

Y estos son sólo algunos ejemplos.

¿Es acaso una sorpresa que la seguridad y la privacidad de datos sean cuestiones omnipresentes para los líderes actuales de TI?

¿Cuáles son las preocupaciones fundamentales? El acceso, el control, la responsabilidad, ¿para quién y desde dónde? Es un complejo conjunto de desafíos que se ha vuelto aún más complejos por su escala global.

Debido a un entorno normativo en constante movimiento en Europa, las Américas y Asia, los líderes en TI deben estar aún más atentos a sus políticas corporativas en materia de tratamiento de datos personales, sobre todo en entornos de servicios gestionados.

La delimitación es clara: La privacidad de datos concierne a las personas, y la seguridad de datos, a las empresas. En otras palabras, las personas poseen sus datos y las empresas simplemente los administran.

Aun así, las mismas reglas no aplican a todas las jurisdicciones, ni mucho menos, haciendo que el potencial de responsabilidad corporativa sea mayor que nunca. Una nube puede ir a cualquier parte, pero no sucede lo mismo con los datos personales.

¿Cuál es la clave para los directores informáticos y los directores científicos? Conocer los riesgos, conocer los problemas y conocer las preguntas que se deben hacer, tales como:

  • ¿Cuáles son las políticas de aprovisionamiento de servicios establecidos por los proveedores de servicios de nube?
  • ¿Cómo nos adaptamos a los nuevos modelos de negocio que ayudan a garantizar la seguridad y la privacidad de los datos?
  • ¿Conocemos la ubicación física y real de los datos?

Para obtener más información, eche un vistazo a los últimos resultados de investigación. Y para una comprensión más detallada, vea nuestros webinars a pedido.